Aprendamos cómo cultivar en casa algunos alimentos ricos en hierro

Aprendamos cómo cultivar en casa
Aprendamos cómo cultivar en casa

Una  muy buena idea para consumir alimentos frescos y ricos en hierro, es la de crear una pequeña quinta para cultivar en el jardín de casa. No es muy complicado, y no requiere de tanto espacio como se piensa. Proponemos a continuación, algunas verduras que crecen fácilmente en pequeños jardines y también en macetas, y como si fuera poco en espacios cerrados. Sólo deben comprar las semillas y ponerse en marcha. Veamos cómo lograr realizar esta pequeña quinta casera.

Tomaremos verduras bien fáciles de cultivar, y económicas como por ejemplo el brócoli.

Este es muy rico en hierro y en vitamina A y C. ¿Cómo lo deben plantar? Sólo necesitan una maceta de una profundidad de cerca de 10 o 12 cm. Colocan las semillas, la tierra, un poco de abono y en tanto pasa el tiempo si notan algunos pequeños moscos blancos, atención porque pueden aparecer gusanos. Así que vayan quitando con las manos estos moscos y pueden además proteger la maceta cubriéndola con un a lamina flotante  y ligera.

Los chicharos son otra muy buna opción. Muy ricos no sólo en hierro sino en fibra, potasio y vitamina A y C. En una maceta pueden cultivar hasta 4  matas, siempre ubicándolas a 3 cm del fondo de la maceta para que puedan crecer con más facilidad. En este caso deberán tener en cuenta el calor, pues los chicharos crecen en las épocas más calurosas y necesitan estar situados en un lugar fresco y templado.

Cultivar unos frijoles no viene nada mal ¿verdad?

Les aconsejo que cultiven frijoles blancos pues son estos, los que realmente contienen buena cantidad de hierro. Las semillas de frijoles se pueden plantar en cualquier tipo de maceta o recipiente y aún en frascos de vidrio. Claro que deberán ser pacientes, y saber cuál es el momento justo para cosechar. Este momento es cuando las vainas ya se han secado por completo, es cuando toman un color marrón claro y los granos ya se encuentran maduros. Los frijoles poseen además mucho fosforo, fibra y manganeso.

La col de Bruselas si bien tiene un fuerte y feo olor al cocinarlo, es un aditamento delicioso al incorporarlo en una buena ensalada. Contiene gran cantidad de potasio, de fibra, de hierro y vitamina A y C. Esta col se planta de manera idéntica a los frijoles, y crece muy fácilmente. De todas maneras, deben prestar atención si al igual que con el brócoli aparecen algunos gusanos.

Los tomates son y fáciles de plantar, y crecen  muy fácilmente

Si tiran algunas semillas del mismo en cualquier rincón en donde haya tierra, pronto descubrirán cómo crece la planta. Los tomates poseen potasio, hierro, magnesio, fibra, vitamina A y C y es un excelente antioxidante. Si lo van a plantar en macetas, escojan aquellas de unos 18 cm de profundidad, también los recipientes de 12 cm sirven perfectamente para su crecimiento. Lo que hay que tener en cuenta, es la aparición de gusanos, puesto que estas orugas las deberán quitar una a una con las manos ni bien las vean, y además tener sumo cuidado con las larvas que se reproducen muy rápidamente.

Los pimientos rojos son muy ricos en vitaminas A y C, en hierro y en potasio. Así que vale la pena aprovechar para cultivarlos. En este caso los pimientos, requieren de más espacio para crecer. Por lo cual deben elegir macetas de hasta 20 cm de profundidad. En cuanto a problemas, pueden aparecer escarabajos tipo pulga. Pero en cuanto noten que aparecen los quitan, y los controlan con algún insecticida o bien con una infusión de ajo.

Por supuesto que no pueden dejar de plantar espinacas, y acelgas o algún tipo de verdura verde.

Todas estas verduras además de ser muy sabrosas son ricas en hierro, potasio, calcio y vitaminas A y C. Estas verduras las pueden plantar en una maceta pero colocando las matas con 6 cm de diferencia entre una y otra. Se debe tener cuidado con el calor y los gusanos, y tienen que saber que son muy sensible sal calor extremo. Así, lo mejor es plantarlas durante la primavera o el otoño y evitar las plagas.

Y finalmente, pueden cultivar unas muy ricas zanahorias tan dulces y crujientes y más aun cuando las comemos una vez que las cosechamos en nuestro jardín. Contienen mucha fibra, potasio, hierro y vitamina A y C. Las semillas de la zanahoria se plantan a unos 4 cm de separación entre unas y otras, y las pueden colocar en una simple olla u otro tipo de recipiente que no les sirva pero que tenga unos 15 cm de profundidad. Las deben colectar cuando ya tengan el tamaño ideal y en tanto crecen, deben mantenerlas en un sitio húmedo para que se conserven por más tiempo.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*