Ravioles con rúcula y parmesano, una propuesta fresca y saludable

Ravioles con rúcula y parmesano
Ravioles con rúcula y parmesano

Esta sencilla receta de ravioles con rúcula y parmesano es para 4 porciones en 20 minutos de preparación…

En comida se busca realzar el sabor de los ravioles con rúcula fresca, ajo, echalotes en rodajas y pequeñas fetas de parmesano. Se sugiere servir junto con baguette de grano entero y un vino tinto de cuerpo ligero, como el Pinot Noir.

Ingredientes para los ravioles con rúcula y parmesano

  • 1/2 Kg ravioles de queso preferentemente de trigo integral
  • 1 diente de ajo grande picados
  • 1/2 cucharadita Sal kosher
  • 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 2 echalotes grandes, en rodajas
  • 3 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • Pimienta recién molida
  • 6 tazas de rúcula
  • 1/2 taza de queso parmesano

Preparación de ravioles con rúcula y parmesano

  1. Poner a hervir una olla grande con agua. Cocinar los ravioles, 7 a 9 minutos o según las instrucciones del paquete
  2. Mientras tanto, aplastar con el lado ancho de un cuchillo de chef o una cuchara, el ajo y la sal hasta formar una pasta
  3. Calentar aceite en una sartén pequeña a fuego medio. Añadir la pasta de ajo y el echalote y cocinar, revolviendo con frecuencia, hasta que empieza a dorar, de 2 a 3 minutos
  4. Agregar el vinagre, la mostaza y la pimienta; retirar del fuego.
  5. Escurrir los ravioles y colocar en un recipiente grande y mezclar con la rúcula y la sazon preparada. Servir los ravioles con rúcula espolvoreando con parmesano

Tips

  • Utilizar un pelador de verduras para obtener fetas a partir de un bloque de queso duro, en este casa parmesano