Una receta sencilla de filetes: Filete frito con salsa agridulce

Filetes fritos con salsa agridulce
Filetes fritos con salsa agridulce

Siguiendo con la maravillosa y tan particular comida china, y sin olvidarnos de quienes aman el pescado vamos a elaborar unos deliciosos filetes  fritos con una riquísima salsa agridulce. Las comida agridulces no suelen gustarle a los más pequeños, pero les aseguro que esta sí. ¿Probamos?

Ingredientes para preparar los filetes: (4 personas)

  • 1 kg de filete o solomillo
  • 2 dientes de ajo
  • Harina c/n
  • 2 cebolletas
  • 2 zanahorias
  • 1 cucharada de azúcar
  • Vinagre c/ n
  • 1 huevo
  • 1 vaso de vino blanco
  • ½ ananá
  • Salsa de tomate (opcional)
  • Pimienta y a gusto

 Ingredientes para la salsa agridulce:

  • ½ taza de vinagre
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de azúcar
  • Media taza de salsa de soja
  • 2 cucharas de almidón de maíz
  • 1 cuchara de kétchup

Comencemos:

El primer paso será el de cortar unos 8 filetes  en trozos alargados, o de la forma que más les agrade. Luego, se los remoja en sal, vino blanco y un huevo. Se lo deja reposar por espacio de media hora, y a continuación se los va envolviendo como si fueran milanesas, con la harina.  Cuando ya están todos listos se toma una sartén, se le añade aceite y se los fríe a fuego mediano hasta que tomen un tono dorado. Se los retira, y se fríen en la misma sartén los dientes de ajo y las cebolletas con las zanahorias y los trozos del ananá.

Pasados unos 2 minutos, se incorpora el azúcar, el vinagre y la salsa de tomate si es que les agradan, y salpimientan a gusto. Lo pueden servir directamente así con esta salsa de tomate y decorar por encima con ananá y zanahoria para que el plato sea más sabroso y atractivo. Si les agradan los pimientos, bienvenidos sean.

Pero veamos cómo queda la salsa agridulce especial para este plato: Se coloca el agua, la salsa de soja, el vinagre, el azúcar, el kétchup y el almidón de maíz en una cacerola mediana. Se la lleva a fuego mediano, y se dejan todos los ingredientes allí hasta  que rompan en hervor mientras se van removiendo para que de este modo no se formen grumos.

Cuando ya está lista, se la deja enfriar y ya se la puede servir. Como ven es muy fácil y tentadora. Esta salsa china se utiliza para muchísimos platos de este bello país oriental. Se puede agregar a todo tipo de carnes, ensaladas, guisos y frituras. Este kétchup les encantar a los chicos. ¡Manos a la obra!

 ¡A disfrutar!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*