Preparar tomates al natural para obtener una receta saludable

Conserva de tomates al natural

Llega el verano y muchos vegetales que en época invernal no se encontraban con facilidad en las verdulerías aparecen inundando las mismas. Por otra parte, los precios bajan por la excesiva producción, esto nos da un motivo más para aprovechar este momento del año, y producir conservas.

Por otro lado, seguramente en esta época, contarán con mayor disponibilidad de tiempo para dedicarse a ustedes mismos y su familia, debido a que la mayor parte de las actividades cesan en verano.

La salsa, pulpa y tomates al natural vienen con un alta concentración de sal y otros conservantes que atentan contra la salud de nuestro cuerpo. Si lo que están buscando es basar su alimentación en alimentos elaborados lo más naturalmente posible, pueden tomar en cuenta esta opción que resulta muy sencilla de preparar y nos evitarán un gran consumo de sal.

Aprovechando las ofertas podemos llegar hasta la verdulería y elegir los mejores tomates que encontremos. Si conseguimos un buen precio siempre es conveniente realizar la compra por cajones, y más aún si vamos a envasar verduras, así podemos guardar en nuestra alacena o depósito numerosos frascos que nos duren todo el año.

Una vez que hayamos conseguido los tomates, que pueden estar desde duritos hasta bastante maduros, para esta tarea, vamos a proceder a realizar la preparación de éstos para finalmente envasarlos.

Además de los tomates, debemos conseguir frascos con tapa. Para esto, podemos ir juntando a lo largo del año, todo tipo de frascos de vidrio de distinto tamaño. Los frascos donde vienen las mermeladas, los pickles, el café, por ejemplo, son ideales para esto, sólo debemos lavarlos bien e inclusive, es recomendable hervirlos más de 5 minutos en una hoya grande. Si no tomaron la precaución de guardar los envases de vidrio durante el año o simplemente prefieren elegirlos de determinado tamaño, pueden concurrir a locales donde se venden, hay de diferentes tamaños y vienen con diversas formas de tapa. No suelen ser muy caros y algunos poseen un gran tamaño, lo que nos permitirá conservar gran cantidad de tomates, en este caso. Recuerden que igualmente es importante hervirlos antes de guardar en ellos los vegetales.
Si ya tienen los tomates y los frascos, sólo deben ponerse el delantal y comenzar con esta tarea.

En primer lugar, como ya dijimos, vamos a lavar bien los frascos a utilizar y hervirlos en una hoya grande por más de 5 minutos. Luego de esto, dejarlos secar sobre una placa, es muy importante no secarlos con un repasador, porque las pelusas pueden quedar dentro generando algún tipo de bacteria que posteriormente dañe nuestra conserva.

Una vez hecho lo anteriormente descrito, será el turno de los tomates. Debemos lavarlos bien, sólo con agua. Luego de esto, tomaremos una olla limpia en la que agregaremos agua y la llevaremos a fuego moderado hasta que hierva por 5 minutos, pasado ese tiempo apagaremos la hornalla y sumergiremos los tomates en ella. Deberán reposar sumergidos en el agua por aproximadamente 5 minutos. Luego de esto comenzaremos a retirarlos de a uno, tomándolos con un tenedor o una pinza y procederemos a pelarlos con un cuchillo. La piel se despegará al solo contacto, es muy sencillo retirarla. Una vez pelado cada tomate iremos introduciéndolos en el respectivo frasco hasta llegar al tope del mismo. Luego de esto sólo debemos taparlos y cerrarlos. Y, posteriormente, guardarlos en algún sector del hogar ideado para esto, puede ser la alacena, o algún depósito si es que contamos con este en nuestro hogar.

Así de simple es preparar tomates al natural y abastecernos para todo el año de un ingrediente saludable que acompañará nuestras comidas.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*