Recetas para personas diabéticas (Parte I)

Recetas para personas diabéticas (Parte I)

Recetas para personas diabéticas (Parte I)

Recetas para personas diabéticas. Salud y nutrición.

La cocina para diabéticos y su consecuente divulgación se dan en el marco de una propuesta netamente educativa, destinada por supuesto a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que aún sufriendo esta enfermedad ven en la alimentación una posibilidad de equilibrar sus valores de glucosa en sangre. En E-Recetas, proponemos ahora dar comienzo a una trilogía de textos. En los cuáles compartiremos una receta para diabéticos en cada ocasión, abonando a esta forma de alimentación saludable tan necesaria para prevenir obesidad o hipertensión arterial, dos afecciones que frecuentemente se encuentran relacionadas al exceso de azúcar en nuestro torrente sanguíneo.

Comer sano implica seleccionar de manera diaria todos los alimentos a manipular y si bien este es un consejo que sirve al conjunto de la población, cobra especial importancia en personas que sufren diabetes. La manipulación de la que hablamos tiene dos dimensiones a destacar: por un lado, la necesidad de que esos alimentos sean conservados en la más alta higiene y en segunda medida, que los mismos puedan ser sometidos a los más variados trucos de cocina capaces de dar lugar a la gestación de deliciosos platos. En esta primera entrega, te contamos cómo producir unas deliciosas pastas.

Cómo cocinar unas deliciosas pastas

Para realizar un rico, nutritivo y saludable plato de pastas es necesario en primer lugar esterilizar una olla. En esa cacerola -grande, si son muchos los comensales- se introducirá agua y la misma será hervida con sal a gusto. Es en el momento del hervor donde debemos estar atentos, ya que en ese entonces arrojaremos la pasta para que la misma sea debidamente cocinada.

Sean las pastas que fueren las que se pretenden cocinar, hay que procurar que las mismas no se peguen y para ello existen dos opciones. Podemos optar por introducir una pizca de aceite en el agua cuando la misma aún no ha hervido. O también es posible manipular las mismas con un tenedor a lo largo del proceso de cocción. Si optamos por la segunda opción y desestimamos la posibilidad de utilizar aceite, es indispensable que manipulemos las mismas con cuidado. Esto es para que no sólo no se peguen sino también para evitar que se rompan.

Tiempo de cocción y forma de preparado

El tiempo de cocción varía según el tipo de pasta. Pero nunca será menor a los 10 minutos y tampoco se extenderá por encima de los 12. La idea es que la pasta sea desalojada de la olla cuando está al dente. Por otra parte y respecto de la forma de preparar la misma, siempre será bueno acompañarla con una deliciosa salsa. Y, por supuesto, que la misma debe ser apta para ser consumida por una persona diabética. Una salsa de tomates al natural acompañada con zanahoria triturada puede ser una deliciosa opción.


1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Cocina para personas diabéticas (Parte II)

Los comentarios est cerrados.