Cazuelas de Apio con supremas de pollo

Cazuelas de Apio
Cazuelitas de Apio

Esta receta de cazuelas de apio es para 6 porciones en 30 minutos de preparación…

Ingredientes para las cazuelas de apio

  • 2 blancos de apio, pequeños y tiernos
  • 2 cubitos de caldo de verduras
  • 3 supremas de pollo
  • 2 cucharadas de manteca
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche fría
  • Sal, pimienta, nuez moscada
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • 4 cucharadas de copos de maíz

Limpiar el apio es el trabajo que más tiempo demandará esta receta de cazuelas de apio, que va combinada con pechugas de pollo. También pueden utilizarse alcauciles para este plato.

Preparación de las cazuelas de apio

  1. Para empezar limpiar los blancos de apio, sacar los tallos duros y quitar a los otros las nervaduras con un pelapapas. Después cortarlos en trozos no muy pequeños, colocarlos en una olla con un cubito de caldo desmenuzado, cubrir con agua y dejar hervir hasta que estén al dente, de 7 a 10 minutos. Escurrir
  2. Mientras, en cacerola, hervir las supremas con agua y un cubito de caldo desmenuzado. Cuando estén cocidas, escurrirlas y cortarlas en cubos. Reservarlas
  3. Mientras ambos ingredientes hierven, preparar la salsa. Derretir la manteca y mezclar la harina
  4. Echar la leche de golpe y revolver con un batidor de alambre
  5. Seguir revolviendo, ahora con cuchara de madera, hasta que hierva, espese y se forme una salsa suave
  6. Distribuir el pollo en 6 cazuelas individuales
  7. Sazonar la salsa blanca con sal, pimienta, nuez moscada y 2 cucharadas de queso rallado. Mezclar con el apio y tapar el pollo que está en las cazuelitas con la mezcla.
  8. Por último triturar los copos de maíz y mezclar con el resto del queso. Espolvorear luego las cazuelas de apio y gratinar en horno caliente de 8 a 10 minutos

Tips

  • Para elegir buenos alcauciles, fijarse que las hojas estén bien apretaditas y al presionar la cabeza, debe estar bien firme
  • Para limpiar los alcauciles, desechar los tallos y las hojas externas. Con un cuchillo de punta, retirar la pelusa que tienen el centro. Son los estambres ya que es una flor
  • Para cocinar los alcauciles, frotarlos con limón y ponerlos a hervir en agua con sal, más una chucharada de jugo de limón y una de harina, así no se oscurecen. Hervirlos hasta que al pinchar la base con un tenedor, se noten tiernos

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*