Es una idea genial hacer un sabroso salmón ahumado

Salmón ahumado
Cómo preparar un salmón ahumado casero

Hacer pescados ahumados es una  gran idea, pues el gusto es muy sabroso y nada tiene que ver con los elaborados al horno. Por otro lado, es un alimento muy sano y nutritivo. Y si piensan que es difícil, están completamente equivocados. Además, sabiendo preparar el ahumado, no sólo podemos hacer pescado, sino carnes ahumadas. Así que a no temerle a esta nueva receta de salmón ahumado y ¡manos a la obra!

Ingredientes: (para un kilo de salmón ahumado)

  • 1 kilo de salmón fresco
  • 350 grs. de sal gruesa
  • 50 grs. de azúcar
  • 1 kilo de sal ahumada Onena
  • Aceite c/n

Preparación:

Lo primero que debemos hacer, es lavar muy bien el salmón, escurrirlo y quitarle todas las espinas pero dejándole la piel. Lo cortamos en dos trozos. Luego lo ponemos en la heladera a congelar durante dos días a menos de -24ºC.

Para descongelarlo lo bajamos del freezer, y lo dejamos en la temperatura normal de la heladera.

En tanto, mezclamos las dos sales junto con el azúcar y ponemos uno de los trozos del salmón sobre la piel, y entonces allí cubrimos la parte de la carne con las sales y el azúcar. Tapamos con el otro trozo de salmón dejando la piel mirando hacia afuera. Cuando ya tenemos ambos trozos cubiertos con las sales y el azúcar, los cubrimos con un papel de aluminio y lo colocamos en una fuente de cerámica o vidrio. Por arriba de esta fuente, colocamos algo bien pesado como una gruesa madera o dos ladrillos y llevamos a la heladera durante 2 días. Cada 12 horas deberemos retirar el liquido que va despidiendo, y se lo va dando vuelta.

Pasados estos dos días, se abre el papel y se prueba el sabor. Si está a nuestro gusto, se limpian los restos de sal con papel de cocina común. Si fuera necesario se lava bajo la canilla con agua fría pero sin estropear el salmón. No debemos sumergirlo en el agua cuando lo lavamos. A continuación, lo secamos bien con el mismo papel de cocina. Y así, lo conservamos en aceite dentro de un recipiente llevándolo a la heladera, o bien congelándolo una vez más.

En cuanto a los tiempos de reposo, éstos dependerán del grosor del salmón. Los trozos muy grandes pueden llevar hasta cinco días en la heladera.

Finalmente, para hacer este riquísimo salmón ahumado, ya venden en todos los supermercados sales especiales y listas para este uso.

Caso contrario usamos la sal Onena. Con respecto a la cantidad de azúcar y de sal ahumada, se coloca la cantidad a gusto.

Así, sabiendo hacer el ahumado, podemos preparar carnes, pollos, atún, pescado, utilizando el mismo procedimiento.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*