Arrollado relleno de espinaca y gratinado al horno

Arrollado de espinaca gratinado

Se trata de una sencilla receta de arrollado preparado con masa para ravioles, con un gratinado simple que lo dejará delicioso.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal gruesa

Para la masa:

  • 1 taza y media de harina
  • Media cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • Agua

Para el relleno:

  • 2 tazas de espinaca
  • 1 taza de cebolla picada finamente
  • 1 cucharada de manteca
  • 3 cucharadas de queso rallado
  • Sal, pimienta y nuez moscada

Para la salsa:

  • 200 cc de crema de leche
  • Queso rallado

Preparación

  1. Para la masa, mezclar la harina, la sal, los huevos y el agua que fuera necesaria, hasta lograr un bollo tierno. Tapar y dejar descansar media hora
  2. Mientras tanto, prepara el relleno, hervir y exprimir bien la espinaca. Rehogar la cebolla en la manteca. Mezclar estos ingredientes
  3. Agregar a la mezcla 3 cucharadas de queso rallado, sal, pimienta y nuez moscada. Ligar todo con los huevos
  4. Estirar la masa sobre la mesa enharinada dándole forma rectangular y un espesor bien fino. Recortar los bordes para que el rectángulo quede prolijo
  5. Extender sobre la mesa un lienzo bien fino que luego será desechado. Enharinar y desplegar sobre éste la masa
  6. Distribuir encima el relleno de espinaca y emparejar con una espátula, cuidando que la masa no se rompa. Enrollar, ayudándose con el lienzo, como si se armara un pionono, bien apretado
  7. Envolver el arrollado con el mismo lienzo y ligar fuertemente los extremos utilizando hilo de algodón. Hacer también 2 o 3 ligaduras a lo largo del rollo para que no se abra al hervirlo
  8. Poner a hervir abundante agua con la sal gruesa en una cacerola grande donde quepa cómodamente el arrollado armado. Cuando el agua empiece a hervir, sumergir el rollo y dejarlo cocinar 45 minutos a partir del momento que el agua retome el hervor
  9. Escurrir el rollo, quitarle las ligaduras y desenvolver con cuidado para no romperlo. Desechar el lienzo (o papel film, si se prefiere) y colocar el arrollado sobre una tabla de madera
  10. Cortar el arrollado en rodajas de un centímetro de espesor aproximadamente. Distribuir las rodajas en fuentes apta para horno, sin encimarlas, rociarlas con la crema de leche y espolvorear con queso rallado
  11. Llevar a horno bien caliente durante 5 minutos, par que se gratine la superficie. Retirar la fuente del horno y servir las rodajas en los platos. Llevar enseguida a la mesa  para que no se enfríen

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*