Sabores caseros. Hacer mayonesa en casa, apetitosa y saludable

Hacer una mayonesa casera

¿A quién no le apetece la mayonesa? A decir verdad, utilizamos este producto con mucha frecuencia. Usamos la mayonesa para untar sándwiches, en ensaladas, para agregar a ensaladas e incluso para colocar como salsa sobre las carnes. Es muy particular y tentadora, y son los niños quienes más gustan de ella. Por ello en esta ocasión hemos de enseñar a preparar una estupenda mayonesa casera, que siempre será mucho más sana que las compradas. La mayonesa es en realidad una salsa de aceite muy nutritiva. El huevo, por ejemplo, aporta proteínas y emulsionantes que logran que las gotas de aceite se unan hasta espesarse.

Los siguientes ingredientes son para 8 personas

  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de azúcar
  • pimienta a gusto
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de jugo de limón

Preparación

Si bien esta es la receta casera típica, hemos hecho una variante para darle más sabor.
En principio, colocamos el aceite en una cacerola pequeña, o bien en un bol. Le agregamos la sal, la pimenta, la leche, la harina y el azúcar. Todo ya en el bol, llevamos a fuego lento y comenzamos a remover constantemente hasta que se espese. Bajamos un poco más el fuego, y agregamos el vinagre y las yemas. Seguimos revolviendo hasta que la mayonesa quede bien espesa. Tengamos en cuenta que cuando ésta espesa, al enfriar aumenta su tamaño. Cuando ya se encuentra a punto, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Preparación sin fuego

Como vemos la preparación de la mayonesa es simple. Podemos hacerla con todos los ingredientes en frio, colocándolos en una batidora y añadiendo el aceite poco a poco. También la podemos hacer con batidor manual. Cuando ya la mayonesa se va espesando, se agrega el limón, la sal y se continúa mezclando bien hasta que esté a punto, bien espesa.

Algunos consejos

Un buen consejo durante la preparación de la mayonesa, es el de ir agregando un poco de aceite de oliva hacia el final de la preparación. Si no tenemos aceite de oliva, éste puede ser virgen extra. Esto le dará un sabor particular.
Por otro lado, si al batir notamos que la mayonesa está demasiado espesa, se le agrega un poco más de aceite mezclado con un chorro de agua.
Si hemos de batir a mano, es mejor añadir el huevo entero y de a poco. La mayonesa quedará más fina y sin grumos si sólo utilizamos la yema.

¡Atención si la mayonesa se corta!

Este es el motivo que más nos preocupa a la hora de preparar mayonesa, pero todo tiene solución. La mayonesa generalmente se corta cuando usamos los ingredientes muy fríos, recién sacados de la heladera. También, cuando batimos con demasiada fuerza. Por ello, si notamos que el huevo y el aceite no se ligan como corresponde, entonces añadimos unas gotas de agua fría, y continuamos batiendo. Esto lo hacemos apenas notamos que la mayonesa está a punto de cortase. Si en cambio, la mayonesa ya se ha cortado, se bate por separado otra yema de huevo, y se la añade de a poco al bol de la mayonesa hasta que se vuelva a integrar todo perfectamente.
Así, que a no temer, y a preparar esta rica mayonesa para comer a cualquier hora del día y con múltiples alimentos

Esta receta es realmente fácil, económica y la preparación demora en total unos 20 minutos.

Por supuesto también podemos colocar mayonesa en un rico plato de arroz blanco, o integral, o en panes ya sean franceses, o de salvado.


1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Mayonesa de ave bien casera para las fiestas

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*