Lasaña con relleno de ricota y masa con espinacas

Lasagna con ricotta

La masa es la misma que se utiliza para hacer canelones,  pero será de color verde dado que se recurre a la espinaca fresca, cocida con un mínimo de agua. Esta lasagna con ricotta será armada en capas con un rico relleno y una cubierta de salsa blanca, queso rallado y piñones.

Ingredientes para 6 porciones

  • Manteca para la fuente
  • Media taza de albahaca fresca picada

Masa:

  • 1 cucharada de sal gruesa
  • Medio kg de harina y extra para espolvorear
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de sal
  • Agua tibia

Relleno:

  • 750 gramos de ricota fresca
  • 100 gramos de queso parmesano recién rallado
  • 200 cc de crema de leche
  • Sal, pimienta y nuez moscada

Salsa:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cebollas picadas
  • 2 dientes de ajo triturado
  • 2 tomates bien picados con todo su jugo
  • 1 cucharada de estracto de tomate
  • Sal y pimienta

Cubierta:

  • 2 tazas de salsa blanca
  • 2 huevos batidos
  • 1 tercio de taza de queso parmesano rallado y 2 cucharadas extra
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 3 cucharadas de piñones picados

Preparación

  1. Para la masa, cocer la espinaca con un mínimo de agua. Exprimir bien y picar a cuchillo
  2. Hacer un anillo con la harina y poner en el centro los huevos, el aceite y la sal. Agregar la espinaca. Mezclar mientras se incorpora agua tibia de a poco hasta formar un bollo tierno. Amasar.  Tapar con un lienzo y dejar descansar 30 minutos
  3. Estirar la masa bien fina  y cortar en rectángulos de 20 x 12 cm aproximadamente
  4. Poner a hervir agua en una cacerola grande con una cucharada de sal gruesa. Hervir las lasañas por tandas, unos 3 o 4 minutos, hasta que la masa se ponga translúcida. Escurrir y sumergir en un bol de agua fría
  5. Para el relleno, mezclar en un bol la ricota con los 100 gramos de queso rallado. Si la mezcla no pudiera extenderse fácilmente porque queda demasiado seca, agregar de a poco la crema de leche necesaria. No más de 200 cc
  6. Sazonar la pasta a gusto con  sal, pimienta y nuez moscada recién molida. Reservar
  7. Para la salsa, calentar el aceite en una sartén y rehogar las cebollas picadas. Añadir los ajos y saltear un minuto. Sumar los tomates picados con su jugo. Dejar hervir 15 minutos
  8. Agregar el extracto de tomate diluido en una cucharada de agua. Dejar hervir un minuto más. Probar y sazonar a gusto con sal y pimienta negra
  9. Mezclar la salsa blanca (ver Tips)  con los huevos batidos y el tercio de taza parmesano
  10. Para terminar, untar una fuente rectangular para horno de unos 25 x 32 cm con abundante manteca. Tapizar el fondo de la fuente con una capa de lasañas. Recortarlas cuando sea necesario
  11. Extender encima un tercio del relleno de ricotta. Espolvorear con un tercio de la albahaca. Cubrir con un tercio de la salsa de tomate. Repetir 3 veces hasta completar el alto de la fuente
  12. Mezclar aparte el pan rallado con los piñones y las 2 cucharadas de queso rallado. Espolvorear la lasagna con esta mezcla
  13. Gratinar en horno bien caliente entre 10 y 15 minutos. Retirar la fuente y servir la lasaña cortada en porciones cuadradas

Tips

  • Para la salsa blanca, derretir 60 gramos de manteca, agregar 60 gramos de harina y mezclar hasta tener una pastita. Echar de golpe medio litro de leche fría y revolver con batidor hasta que hierva y espese. Retirar del fuego y condimentar con sal, pimienta y nuez moscada a gusto

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*