Preparación de tacos mexicanos: Tacos al pastor

Tacos al pastor

Este es sin duda alguna uno de los platos mexicanos más tradicionales y conocidos en todo el mundo. Es originario de Oriente. Llegaron a Puebla, México para  obtener el mejor de los títulos como el plato más popular, pues la combinación del cerdo con las típicas tortillas de maíz es todo un manjar. Además no olvidemos que el cerdo es una carne muy  nutritiva. ¿Comenzamos?

Ingredientes: (6 personas)

  • 20 tortillas taqueras
  • 1 kilo de de pierna de cerdo
  • 1 diente de ajo
  • 3 chiles Guajillo
  • 2 chiles  Ancho
  • 1 cebolla picada
  • 1 lata de jugo de piña
  • 1 taza de jugo piñas picadas
  • 2 jitomates
  • 5 clavos de olor
  • 1 taza de vinagre blanco
  • Comino
  • Perejil
  • Cilantro
  • Algunos gajos de limón
  • Sal a gusto

Preparación:             

 Ante todo, aclaramos que las tortillas de maíz son el principal ingrediente, y se hallan compuestas de carne y se deben freír. Podemos mezclar carne de puerco con ternera o solamente utilizar la del puerco. Por otro lado, es aconsejable que la carne se prepare con un marinado incorporando ingredientes como especias, chiles rojos molidos y achiote para que el plato quede mucho más sabroso, y atractivo por la variedad de tonalidades.

Vamos a comenzar. En primer lugar, cortamos la carne como si fuera pescado, es decir en forma de filetes, se apilan en una fuente y se comienzan a cocinar si es posible, en una estaca de hierro giratoria. También, podemos sanchonar la carne en una cazuela junto con el vinagre blanco y luego llevar a la estaca. Este es un instrumento muy típico y especial para preparar los tacos al pastor. Allí se inserta la carne de a una hasta que se forma un suerte de trompo, y en el extremo se coloca un trozo de piña y otro de cebolla. Se cocinan a fuego lento por un par de horas mientras se va girando la varilla hasta lograr una cocción bien pareja.

 De todas maneras, el segundo paso a dar luego de cortar la carne y tenerla preparada, es limpiar los chiles y cocinarlos con vinagre. Cuando ya están bien tiernos, los quitamos del fuego y les vamos sacando todas las semillas, venas y rabillos dejándolos en la cacerola. Asamos los tomates, luego los pelamos y, los dejamos a un lado. En tanto, licuamos los chiles junto con los tomates, el ajo y la cebolla. Una vez que está todo muy bien licuado, cocinamos estos ingredientes hasta que hiervan. Mezclamos, y removemos de tanto en tanto para que nada se pegue. Cuando ya están cocidos, los retiramos del fuego y le añadimos el jugo de la piña y salpimentamos a gusto.

El tercer paso, será el de precalentar el horno hasta que llegue a una temperatura de 200º C. Con la carne cortada en forma de bistecs delgados, acomodamos a éstas  en un molde untándolas con la salsa y vamos así haciendo las capas que necesitemos. Luego, dejamos macerar todo esto en el molde por 2 o 3 horas. Cuando pasa este tiempo, colocamos el molde en el horno ya listo hasta que se suavicen los ingredientes, y allí volvemos a cortar en trozos pequeños, incorporando la lata de piña en jugo, y volviendo a llevar al horno por algunos minutos más.

 Mientras esto se cocina, vamos preparando los tacos con las tortillas bien calentitas acompañadas con abundante perejil picado, cilantro y cebolla también picada y por supuesto le añadimos la salsa bien picante tan típica de México.

Estos exquisitos tacos,  se suelen acompañar también con unos exquisitos cacahuates tostados, y sobre todo mucho ajo picado.

 Un verdadero manjar. ¡A disfrutar!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*