Otra receta de pan casero. Pan de elote o pan de maíz

Pan de maíz

Para cambiar y comer otro tipo de pan que no sea el francés, en esta oportunidad vamos a enseñar a elaborar un exquisito pan de elote, completamente original y con mucho sabor. Se trata del típico pan mexicano, muy tradicional y tentador. Ya veremos luego con qué lo podemos acompañar. Ahora comencemos con la receta.

Ingredientes (5 unidades)

  • 8 elotes desgranados y crudos
  • ½ taza de manteca
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 taza de harina de maíz amarillo
  • 1 pequeña cuchara de vainilla
  • Canela molida a gusto
  • 5 huevos
  • 100 grs. de azúcar (si los deseamos dulces)
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1 taza de leche
  • ½ cucharadita de sal 

Preparación:

En primer lugar, tomamos la manteca y la batimos unto con el azúcar, la canela, la leche y los huevos durante alrededor de 10 minutos. Los elotes los licuamos y los revolvemos con la harina de maíz. Si hemos de utilizar una licuadora para realizar esta mezcla, entonces colocamos 3 huevos, pues de esta manera será más fácil el licuado de los ingredientes.

En un bol bien grande, se mezclan todos los ingredientes de la lista de más arriba, y se vierten luego en un molde previamente aceitado y espolvoreado con pan molido, o bien enharinado y forrado con papel manteca. Se aconseja usar un molde con bordes preferentemente bajos. Debemos tener en cuenta que la forma del molde que escogemos influye en el tiempo que deberemos hornear el pan. Llevamos el molde a un horno con una temperatura de 180ºC a 200ºC durante aproximadamente unos 45 minutos. Pasado este tiempo, introducimos un palillo y si éste ale seco es porque el pan ya está en su punto justo. No olvidar que los elotes deben estar desgranados. Una vez listos ya los podemos comer. ¿No es sencillo y rápido? Bien vale la pena probar, no se han de arrepentir.

 Este pan se puede comer como gusten. Generalmente se come solo y frío, o bien bañado con una muy suave miel. Queda realmente delicioso. En México se lo acompaña con un café de olla. Incluso, es muy usual que este pan se coma como postre debido a su estupendo sabor y consistencia. También, podemos acompañar con un café puro y bien fuerte, o simplemente con una taza de leche fría o caliente. Ideal para degustar en cualquier momento del día. Es un alimento con muchas caloría y muy nutritivo. Hay quienes gustan de acompañarlo con una fresca ensalada. La elección está en ustedes.

Si desean preparar más cantidad para reservar en el frízer por unos días, entonces basta con duplicar la cantidad de todos los ingredientes.

Truco: para darle más sabor en México le añaden una taza de mazeca. ¡Riquísimo! Y la leche se la suele mezclar con un poco de vinagre y utilizar además leche de soya. Otra sugerencia es usar harina de hot cakes puesto que logra que el pan se vuelva más esponjoso en su cocción.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*