Caponata de berenjenas para la pasta. Sabores agridulces de Scicilia

Pasta con caponata de berenjenas
Pasta con caponata de berenjenas

Esta receta de Pasta con Caponata de berenjenas es para 4 porciones en 60 minutos de preparación

La Caponata es una salsa de berenjena agridulce y uno de los platos más famosos de Sicilia.

Se la utiliza típicamente como aperitivo sobre pan crujiente, pero la caponata es también una salsa de pasta maravillosa.

Las preparaciones agridulces son muy populares en toda la isla de Sicilia. Esta técnica de mezclar el vinagre en platos endulzados con ingredientes como tomates y pasas de uvas es una lección aprendida hace siglos de los árabes que se asentaron en la región. La Caponata es parte de esta comida árabe-siciliana de hace larga data.

Ingredientes para la Pasta con Caponata

  • 2 berenjenas medianas
  • 1/2 cebolla colarada, cortada en trozos de 1 pulgada
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo, finamente picado
  • 1 tallo de apio, cortado en trozos pequeños
  • 1 lata de tomates enteros
  • 1/2 taza de pasas doradas
  • 1/4 taza de vinagre de vino tinto, o más, al gusto
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 1/4 cucharadita de azúcar
  • 350 gramos de Fideos tipo conchiglione, o cualquier otra forma de pasta rizada
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • 1/2 taza de mezcla de aceitunas verdes y negras, sin hueso y picado en trozos grandes
  • 1/4 taza de perejil fresco picado

Preparación de Pasta a la Caponata

  1. Dorar las berenjenas en un parrigas o parrilla circular. Encender la ornalla y colocar el parrigas en el centro. Recortar el tallo y la parte inferior de la berenjena y cortarla en trozos de 1 pulgada. Mezclar la berenjena y la cebolla en un tazón y agregar sal, pimienta y 2 cucharadas de aceite de oliva. Mezclar todo
  2. Colocar la berenjenas y la cebollas en el parrigas. Asar de 5 a 6 minutos, dándoles vuelta una vez, o hasta que la berenjena comienza a carbonizarse en los bordes. Pasar a una fuente para hornear
  3. Colocar la berenjenas y la cebollas en el medio del horno y encender el horno a 230 ºC. Continuar asando durante 20 minutos, dando vuelta varias veces, o hasta que la berenjenas y la cebollas estén tiernas
  4. En una olla grande (lo suficientemente grande como para contener la berenjena más adelante), calentar las restantes 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-alto. Añadir el ajo, el apio y cocinar, revolviendo, durante 1 minuto
  5. Triturar los tomates enteros en un recipiente utilizando las manos o un pasapurés hasta que queden pequeñas piezas del tamaño de un bocado. Añadir tanto los tomates y la mezcla de berenjenas asadas en la sartén con el ajo y el apio. Llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar la olla y cocinar a fuego lento durante 5 minutos
  6. Agregar la pasas, alcaparras, el vinagre, el azúcar en la salsa. Continuar la cocción durante 5 minutos, o hasta que la berenjena esté bien suave. Probar para rectificar la sazón y añadir más sal y vinagre, si lo desea
  7. Colocar una olla grande de agua salada a hervir. Añadir la pasta y se deja cocer, revolviendo una o dos veces, durante 8 minutos, o hasta que esté tierna, pero aún quede algo crujiente. Antes de escurrir la pasta, reservar más o menos 1 taza del agua de cocción. Escurrir la pasta y devolverla a su olla. Espolvorear con aceite de oliva y mezclar suavemente
  8. Verter la salsa de berenjena sobre la pasta, a continuación, agregar 1/2 taza del agua de cocción de pasta. Colocar a fuego lento y remover hasta que la salsa comience a cubrir la pasta. Añadir la cantidad del agua de cocción restante para hacer una mezcla fresca. Probar y añadir más sal y vinagre, si lo desea
  9. Verter la pasta y la salsa en 4 cuencos poco profundos. Espolvorear con queso parmesano, aceitunas y perejil

Tips

  • Tradicionalmente, la caponata se comienza friendo cubos de berenjena en aceite, pero en lugar de ello proponemos asarlas en una parrilla circular o parrigas. Esto utiliza menos aceite y aporta un delicioso sabor a berenjena carbonizada
  • Cuando se hierve la pasta, ahorrar un poco de agua de cocción con el almidón para agregar a la salsa. Este es un viejo truco para ayudar a aflojar una salsa espesa, y se puede aplicar a cualquier salsa de pasta que prepare