Preparar pasta. Como hacer los mejores caracoles con salsa de queso

Preparar pasta cons alsa de queso
Preparar pasta cons alsa de queso

Cualquiera sea el motivo, en cualquier ocasión, un plato de pastas con salsa de queso siempre significa bienestar. Esta es la una excelente receta para preparar pasta de las más clásicas.

Ingredientes para preparar pasta para 4 personas

  • 500 gramos de pasta, de cualquier forma
  • 1 taza y media de leche
  • 2 cucharadas de harina común
  • 2 o 3 tazas de queso rallado, como el cheddar, Monterrey Jack, o Colby
  • Media cucharadita de sal
  • 1 cuarto cucharadita de mostaza en polvo
  • Opcionales (se deben cocinar antes de añadir): jamón, tocino, cebollas, arvejas, champiñones, pimientos, brócoli, coliflor

Preparación

  1. Llevar unos 4 litros de agua a hervir a fuego alto en la olla de pasta. Añadir la pasta y una cucharada de sal. Cocinar hasta que la pasta esté al dente, unos 8 minutos. Escurrir y reservar
  2. Cuando se ha terminado de cocinar la pasta, preparar la salsa de queso: calentar 1 taza de la leche en la cacerola a fuego medio
  3. Batir la 1/2 taza restante de leche y la harina hasta que no queden grumos
  4. Cuando la leche en la hornalla empiece a humearar, mezclar y batir con mezcla de leche y harina. Continuar batiendo suavemente hasta que la leche espese, de 3 a 4 minutos
  5. Llevar el fuego a bajo y comenzar a mezclar puñados de queso en la leche. Agregar la sal y la mostaza. Remover hasta que todo el queso se haya derretido y la salsa esté cremosa. Probar y ajustar los condimentos si hiciera falta. Retirar la salsa del fuego
  6. En un tazón grande, combinar la pasta y la mitad de la salsa de queso. Revolver para cubrir la pasta de manera uniforme. Añadir la segunda mitad de la salsa y los complementos adicionales
  7. Servir los caracoles y el queso de inmediato

Tips

  • Las sobras se pueden mantener un máximo de una semana y pueden ser recalentadas en el microondas. Si la salsa se encuentra un poco seca después del recalentamiento, mezclar en un chorrito de leche para que sea cremoso de nuevo