Pizza de Champiñones, resultado irresistible

Pizza de Champiñones
Pizza de Champiñones

8 porciones en 25 minutos. Esta pizza de champiñones lleva unos minutos más, pero el resultado es irresistible…

Ingredientes para la pizza de champiñones

  • 1 lata de tomates al natural
  • 1 cubito de caldo de verduras
  • 1 frasco de champiñones de 200 gramos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo pelado
  • 1 hoja de laurel
  • 200 gramos de queso provolone en un trozo
  • Sal a gusto
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 1 prepizza
  • 4 cucharadas de crema de leche
  • Pimienta negra recién molida

En esta pizza de champiñones, los hongos se combinan con escamas de queso provolone. Se puede prepara con hongos frescos. En tal caso, cortarlos en tajaditas y rehogarlos en manteca antes de agregarlos a la cubierta.

Preparación

  • Picar los tomates, y ponerlos en una cacerola con todo el jugo. Luego añadir el cubito de caldo desmenuzado y el líquido de los champiñones
  • Pelar la cebolla y triturar la cebolla con los dientes de ajo. Agregar a la cacerola junto con el laurel. Hervir luego a fuego fuerte hasta que espese. 5 minutos
  • Mientras, cortar los champiñones en tajaditas verticales y reservar
  • Seguidamente cortar el provolone en escamas o dejar en láminas muy finitas, lo ideal es hacerlo con el cuchillo curvo
  • A continuación retirar la salsa del fuego, condimentar con sal y el perejil picado, extender sobre la prepizza y rociar con el aceite. Después ponerla en el horno caliente de 7 a 10 minutos, hasta que la salsa se seque un poco
  • Retirar del horno y cubrir la salsa con las tajaditas de champiñones
  • Cubrir luego los hongos con las escamas de provolone, rociar con crema y espolvorear con pimienta
  • Para terminar volver a colocar en el horno, hasta que el queso comience a fundirse, unos 3 minutos

Tips

  • En esta pizza de champiñones se pueden utilizar champiñones frescos. Lavarlos y quitar una rodajita a la base del tronco. Rehogar en manteca una cebolla picada, agregar los champiñones fileteados, una hoja de laurel y un chorrito de limón. Esto último es para que no se oscurezcan
  • El exceso de laurel puede arruinar la comida o ser tóxico. Sea prudente

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*