Un delicioso y atractivo pastel de pollo y calabaza al horno

Pastel de pollo y calabaza al horno
Pastel de pollo y calabaza

En esta oportunidad vamos a preparar un delicioso pastel de pollo y calabaza al horno, ideal para comer en las noches frías de invierno. La calabaza le da a este pastel un tique de sabor muy particular y un color muy atractivo. Este plato lo podrán acompañar con lo que deseen, aunque conviene que sea otro plato liviano y no tan contundente como este pastel. Pueden preparar una buena ensalada por ejemplo. ¡Manos a la obra!

Ingredientes para preparar el pastel de pollo y calabaza: (4-5 personas)

  • 1 pollo
  • 1 cuchara de manteca
  • 1 kilo de puré de calabaza
  • 2 cebollas
  • 1 morron
  • 1 huevo
  • 2 tazas de leche
  • 1/2 taza de harina
  • ½ taza de aceitunas o más si les agrada
  • Pasas de uva rubias a gusto
  • Perejil
  • Ciboulette
  • Aceituna negras
  • Queso rallado 100 grs.
  • Pimienta y sal a gusto

Preparación:

Para nada difícil de preparar este pastel de pollo y calabaza. Veamos: En primer lugar, quitamos toda la piel al pollo con paciencia, y lo lavamos muy bien. Luego lo escurrimos y lo colocamos en una cacerola amplia con caldo y dejamos cocinándolo a fuego medio durante alrededor de una hora. Cuando ya está listo, lo dejamos enfriar dentro del mismo caldo para que de esta manera absorba el gustito tan rico  como así también el aroma. Cuando ya está frio, lo desmenuzamos y lo reservamos.

Por otro lado, preparamos una muy rica salsa blanca con la leche, la harina y la manteca. Colocamos los tres ingredientes en una cacerola, salpimentamos a gusto, añadimos perejil picado y ciboulette también picada. Esta salsa se cocina a fuego lento, y debe quedar ente liquida y algo espesa. La calabaza la colocamos también en una cacerola y la dejamos cocinar hasta que esté bien tierna, y a continuación hacemos con ella un buen puré.

Salpimentamos y agregamos las pasas de uva, el huevo batido y las aceitunas sin carozo, (si lo desean las pueden picar). Ahora mezclamos el pollo que ya habíamos desmenuzado junto con esta preparación y el relleno lo colocamos sobre la base de la fuente, que debe ser de vidrio y apta para horno. Por último, cubrimos con el puré de calabaza y espolvoreamos con abundante queso rallado para que se gratine durante la cocción. Llevamos finalmente a un horno mediano durante un espacio de casi 30 minutos, o bien cuando ya está dorada la superficie.

Sugerencias:

Las cebollas es aconsejable picarlas o cortarlas en trozos muy pequeños, lo mismo hacemos con el morrón. Estos ingredientes deben estar salteados antes de incluirlos en el relleno del pastel. Se debe tratar de que las cebollas queden bien doraditas.

Servimos este pastel bien calentito y como dijimos si desean, lo pueden acompañar con una buena ensalada de vegetales crudos o cocidos.  ¿Qué les ha parecido? ¿No es tentador? Los invito a que se animen. ¡A la concina y buen provecho!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*