Recetas Rápidas con Hígado – Primera Parte

Hígado a la Parrilla
Hígado a la Parrilla

4 recetas de rápida preparación…

A causa de su valor energético y por los aportes vitamínicos que contiene, el hígado es un alimento aconsejable para todos, especialmente para quienes estén anémicos. Es fresco cuando su carne es compacta y de color vivo

Si se desea que resulte tierno y sabroso, no hay que olvidar las siguiente normas para su preparación:

  1. Quitarle la película que lo envuelve
  2. Cocerlo rápidamente, a fuego muy vivo
  3. Salarlo sólo una vez antes de servirlo

Recetas

Hígado a la Parrilla

  1. Quitar al hígado la película, lavar y cortar en bifes de un centímetro de grosor, que se pondrán a macerar en aceite, sal y pimienta
  2. Asar durante unos minutos en una parrilla bien calentada previamente, primero un lado y luego el otro. Servir muy caliente, acompañado de rodajas de limón

Hígado al Vino Blanco

  1. Cortar la carne, privada de la película, en pedazos pequeños. Poner la cebolla picada en una cacerola con un poco de aceite y dejar cocer a fuego moderado unos minutos
  2. Subir la llama y añadir a la cebolla la carne, pasada por harina. A media cocción, rociar con vino blanco seco. No hay que dejarlo cocer más de 7 minutos. Antes de retirar del fuego, espolvorear con perejil picado

Hígado a la Veneciana

  1. Cortar el hígado, sin la película, en trozo muy pequeños. Rehogar en aceite y en manteca la misma cantidad de cebollas que de carne
  2. Cuando esté casi cocida la cebolla, agregar los trozos y cocer durante 6 ó 7 minutos a fuego vivo. Luego salar, poner pimienta y quitar del fuego
  3. Puede servirse acompañado de puré de papas. Si se quiere, añadir también perejil picado. Para hacer más digestible el plato, picar la cebolla y poner a remojar en abundante agua fría durante una hora más o menos. Escurrir bien y luego rehogar

Hígado Frito

  1. Cortar el hígado sin la película, en bifes de medio centímetro de grosor, pasar por pan rallado y freir en aceite y manteca muy calientes, durante unos segundos, primero por un lado y luego por el otro
  2. Salar, rociar con zumo de limón y servir

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*