El Siew Yhok de China es conocido como cerdo asado a la cantonesa

Cerdo asado a la cantonesa
Cerdo asado a la cantonesa

Este nombre que suena tan extraño, es un típico plato chino conocido en español como cerdo asado a la cantonesa. Una variedad de sabores orientales, que invito a que elaboren en casa y disfruten en familia o con amigos. ¿Se animan? ¡Vamos! ¡Comencemos!

Ingredientes para el cerdo asado a la cantonesa: (4 personas)

  • 1 trozo de cerdo de 1 kilo
  • 2 cucharas de salsa hoisin ( se encuentra en los supermercados chinos)
  • 2 cucharas de miel líquida
  • 4 cucharas de salsa de soja
  • 2 cucharas  de salsa amarilla de soja molida
  • 1 cuchara de jerez o de vino blanco seco
  • 6 cucharas grandes de azúcar blanca
  • Sal a gusto

Preparación:

¡Manos a la masa! El cerdo que compramos debe estar deshuesado y sin corteza, es decir tiene que ser como  el jamón, o el lomo. Así, en primer lugar lavamos bien la carne, la secamos con papel de cocina absorbente y la cortamos en 4 tiras a lo largo. No deben quitar el tocino, pues de esta manera el cerdo quedará mucho más jugoso al momento de ponerlo a asar. Hacemos unos cortes, 4 más precisamente en diagonal y a lo ancho de cada tira con un 34/4 de partes de espesor sin separar las tiras para que de esta forma el adobo humecte y penetre mucho más en la carne.

Seguimos, y mezclamos todos los ingredientes menos la miel. Añadimos las tiras de la carne del cerdo y con el líquido las cubrimos muy bien mientras las pinchamos con la ayuda de un palillo o tenedor para que penetre mejor. Dejamos esta mezcla a una temperatura ambiente por un espacio de 4-5 horas y en tanto va pasando el tiempo las vanos dando vuelta cada 30 minutos.

Una vez que pasaron las 5 horas, llevamos la preparación a un horno precalentado previamente y a una temperatura de 190º C. Cuando la carne ya está bien caliente, se escurren las tiras de cerdo y se deja a un lado el adobo. Las tiras se las coloca una al lado de la otra sobre una rejilla en la parte superior del horno ya apagado. En tanto, en la parte inferior del mismo ponemos una rustidera con unos 2 cm de agua y dejamos en el horno cocinando o calentando por aproximadamente una media hora.

Pasado este tiempo la carne ya estará bien tostada con un color algo marrón o rojizo. Se quita la rejilla del horno, y se pasa la carne por el adobo volviéndola a poner una vez más en el horno pero del otro lado. Horneamos otra media hora para que quede parejo de ambos lados. Una vez listas las tiras, las pasamos a otra rejilla pero fría. De inmediato las untamos. No olviden que la carne debe estar muy pero muy caliente y con miel por todos lados aun en el interior de los cortes.

En una cacerola pequeña hacemos hervir a fuego mediano el líquido de la maceración que habíamos dejado reservado para así lograr obtener una rica salsa. Cuando ya está lista, se la coloca en una salsera caliente.  Por último, trinchamos la carne y las presentamos en forma de tiras cubiertas con la salsa. Además pueden adornar este maravilloso y asombroso plato con unas ricas verduras crudas.

Sugerencias para este cerdo asado:

Tradicionalmente esta receta se hace a la parrilla, y si han de hacerlo en ella el tiempo será menor. En caso d que prefieran asar el cerdo, deberán colocar los trozos del mismo de forma marinada. Algo también importante: Cuando corten el cerdo, lo deben hacer con un cuchillo muy bien afilado para que no se quiebren ni se rompan las tiras.

¿Difícil? Si algo, pero bien vale la pena gente. ¡A la cocina y buen provecho!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*