El consumo de caldos y sopas de pescado y sus beneficios

Consumir sopas de pescado
Consumir sopas de pescado

Hoy vamos a hablar de la importancia de consumir regularmente pescado o bien sopas de pescado o caldos. El pescado es un alimento que aporta muchísimas proteínas, que nutre al cerebro y que da a nuestro organismo el fundamental e indispensable hierro que todos necesitamos.

Les aconsejo que lo consuman pescado, sopas de pescado o caldos al menos 2 veces por semana y que a los niños los acostumbren desde chiquitos y con platos atractivos, a incorporarlo en su dieta habitual para que no padezcan de desgano ni anemias.

El pescado, de acuerdo a los médicos, contiene un valor nutritivo ideal aportando una gran cantidad de proteínas como así también de vitaminas y de minerales. Entre las vitaminas que nos aporta se encuentran la A y la D, el fosforo, el selenio, el magnesio y el yodo en el caso de los pescado de mar. La vitamina D es la que ayuda a que el calcio que consumimos el cuerpo lo absorba como corresponde. Todos los especialistas concuerdan en que la ingesta de dos porciones por semana de caldo, sopas de pescado o de un plato mejora notablemente la calidad de las proteínas que consumimos durante el día.

Por otro lado los últimos estudios realizados al respecto indican que las grasas de ciertos pescados nos proporcionan, mejor que cualquier otro tipo de alimento, el tipo de grasa vital para el normal desarrollo del cerebro. Esto como les dije antes es muy importante en los niños durante sus primeros años y también en los recién nacidos ya en diversos países del mundo se le suministra alguna crema o caldo de pescado puesto que sin esa cantidad acertada de ácidos grasos, el cerebro no se desarrolla de manera normal.

En las mujeres embarazadas generalmente se agota el suministro materno de ácidos grasos que son esenciales para el bebé y al nacer este futuro niño ha de carecer de este elemento vital en la etapa más crítica de su crecimiento. Por ello, las embarazadas también deben consumir pescado, como sopas de pescado.

Estos ácidos grasos tan importantes e indispensables no sólo se hallan en el pescado como la corvina o el pejerrey, sino que basta con consumir atún en lata, caballa o escombro de sardinas que son una excelente opción y que además se pueden combinar con otros alimentos ricos en proteínas y que han de favorecer tanto a la futura mamá como a los lactantes.

Las estadísticas señalan que en el mundo la mitad de la población en desarrollo consume más pescado que las poblaciones de países no desarrollados. Es cierto que en muchos países es un alimento caro. Por ello son buenas las opciones de la sardina o el atún en pocas cantidades combinados con ensaladas o sopas de pescado, o cremas y varias veces a la semana.

Tengan en cuenta que todos los caldos o consomés de pescado son productos líquidos que se obtienen mediante la cocción con agua en presencia  de grasas comestibles, cloruro sódico, extractos de carne, de pescado, de pollo y de vegetales, siendo el pescado el más rico en todo su sentido para el organismo.

Por otro lado es un alimento muy sano cuando los niveles de colesterol están muy altos y cuando existe una diabetes. Aquí el pescado es un alimento excelente para consumir, completamente sano y nutritivo.

En cuanto al pescado resta decir que por ejemplo la cabeza y las espinas son las partes que más sustancias nutritivas aportan a la hora de preparar un  buen caldo o sopas de pescado. Nada de comprar los caldos o consomés listo para usar porque no tienen las proteínas que el que se prepara en casa. Por supuesto que comer una ensalada con lechuga, tomate, cebolla, zanahoria y una pequeña lata de atún o caballa es todo un manjar y un aporte extraordinario para nuestra salud.

Si el caldo de pescado no la han de consumir en el momento de la elaboración, para que éste conserve toda su fuente de nutrientes es necesario mantenerlo envasado herméticamente y dejarlo una vez congelado en la heladera. De todas maneras es mejor consumirlo ni bien se lo prepara para que no pierda ninguna proteína.

Lo aconsejable es comer o tomar buenas sopas de pescado por la noche puesto que es suave y digestivo y además ayuda a conciliar el sueño. En cuanto a las sopas también se recomienda tomarlas por la noche. Estas sopas ayudan a la hidratación del cuerpo. Si pueden tomarse ricas sopas de pescado 4 veces a la semana tendrán todos los nutrientes necesarios para una excelente salud. Las personas mayores también están incluidas en la ingesta de caldos o sopas de pescados. No olviden que se deshidratan más fácilmente en verano y que necesitan tantas vitaminas como un recién nacido.

Ya desde la antigüedad el caldo ha sido siempre un alimento indispensable. Por todo lo dicho a poner en marcha la imaginación y a tener siempre listo un buen caldo o sopas de pescado tanto en invierno como en verano puesto que son tan ricas que se pueden tomar frías.


Acerca de Agustina Bruno 14 Articles
Soy estudiante de cuarto año de Traductorado de Inglés, amante de la gastronomía y de la naturaleza.
Contacto: Sitio web

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*