Una réceta típica de China: La Chang o salchicha de Cantón

La Chang o Salchicha cantonesa

¿De qué se trata? De una exquisita y típica salchicha de Cantón. Es una salchicha dulce y salada a la vez, muy original por cierto. Este plato se consume generalmente en invierno o en China. También se suele comer como es la costumbre en el Año Nuevo del país. Esta salchicha se hace sólo en el sur y norte del país. Y esta receta, la del Cantón es la más deliciosa. ¿Probamos? ¡Adelante!

 Ingredientes: (1 salchicha de 4 kilos)

  • 3 ½ kilos de carne de cerdo
  • 1 ½ kilo de tocino
  • 300 grs. de azúcar
  • 2 vasos de vino blanco
  • 150 ml, de salsa de soja
  • 1 litro de agua
  • 100 grs. de sal fina 

Preparación:

 En cuanto a la carne de cerdo si es de la parte de las piernas mejor. El primer paso será el de colocar en una olla el tocino con abundante agua ya hervida y dejar cocinar a fuego mediano hasta que esté bien cocido. Tiene que notarse trasparente. Luego, se quita el tocino, se lo coloca en una fuente y se le vierte el vino blanco y el azúcar de manera tal que el tocino quede como sepultado. De este modo se lo lleva a la heladera y se lo deja allí por espacio de 1 día completo. Al día siguiente, se corta todo el tocino en trozo pequeños de 1 cm aproximadamente, se lo salpimienta, se le añade el azúcar, la salsa de soja y se vuelve a llevar a la heladera por alrededor de 10 horas.

Pasado este tiempo, se mezclan los trozos del rocino con los de la carne sin tocino en agua fría. Los intestinos también se escurren, y si los podemos dejar en la heladera toda la noche mejor aun. Entonces a modo de matambre colocamos toda la carne de cerdo tratando de rellenar bien el tocino. Luego se atan ambos extremos para que no se escape el relleno. Se pincha esta gigante salchicha con algún tipo de aguja para que despida el aire que sobra y se limpia toda la superficie con agua.

 Se cuelgan las salchichas en un palo de bambú y se secan por encima encendiendo un fuego a las brasas. Finalmente, se terminan de secar en un sitio fresco por unos siete días hasta que estén bien solidas y se sientan duras al tacto. Esta receta es especial y para ocasiones muy particulares. Les recomiendo preparen esta receta para quedar bien con amigos y visitas. También se pueden guardar por un tiempo porque seguramente no se comerá todo. Si desean pueden hacer menos cantidad pero como la elaboración es algo complicada es mejor hacer bastante.

 Luego para servir las cortan y las acompañan con un buen plato de arroz o con aquello que más les agrade. Un poco difícil, lo admito pero ¡bien vale la pena!


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*