Productos básicos de la cocina árabe tradicional

Ingredientes básicos de la cocina árabe tradicional
Ingredientes básicos de la cocina árabe tradicional

Cocina árabe tradicional…

Ingredientes básicos de la cocina árabe tradicional

La personalidad de la cocina árabe reside en la fragancia de sus platos, cuyos aromas consigue mediante el uso de hierbas, especias e, incluso, con extractos de flores. Sus particulares sabores provienen, asimismo, de alguno productos específicos como la manteca clarificada.

  • Tahina: elaborada con semillas de sésamo. Es una pasta compacta que se usa para dar sabor a ensaladas y verduras, preparar salsas o simplemente para acompañar un trozo de pan. Se utiliza ampliamente en el Mediterráneo sudoriental
  • Hierbas aromáticas: el perejil más común de la gastronomía árabe es el de hoja lisa, también llamado continental. El sabor agridulce del cilantro se utiliza para aderezar ensaladas y aliños. Mientras que la menta fresca condimenta salsas hortalizas, platos de carne o ensaladas y es el complemento ideal para el refrescante té verde
  • Legumbres: son fundamentales en las regiones con déficit de proteínas cárnicas. Los garbanzos y las lentejas son las más consumidas en todos los países e intervienen en sopas, guisos, ensaladas o puré, como el popular hummus libanés
  • Miel: es una de las bases más empleadas en la preparación de sus calóricos y sabrosos pastelillos. También se utiliza para conseguir un toque agridulce en algunos platos de carne
  • Limón: además de fresco, la cocina árabe utiliza ampliamente el limón encurtido con el que aromatiza ensaladas y tajines
  • Bulghur: este cereal se obtiene con granos enteros de trigo cocidos al vapor, posteriormente secados y molidos. Gracias a este proceso, su cocción es muy rápida y de fácil digestión. Tiene un agradable sabor a nueces y una textura muy ligera
  • Ajo y cebolla: son ingredientes básicos de la gastronomía árabe que valora tanto su sabor como sus propiedades. Del ajo se aprecian sus virtudes antisépticas y de la cebolla, su capacidad para combatir resfriados y dolores de estómago
  • Aceite: la cocina árabe prefiere los aceites vegetales para los guisos y fritos. Especialmente el de maíz o el de girasol, así como varios aceites de nueces. El aceite de oliva sirve para aderezar platos fríos
  • Samneh: es una manteca clarificada, de sabor muy fuerte. Se usa para cocinar y para dar sabor a ciertos platos de carne y de cuscús. Se conoce desde tiempos bíblicos
  • Pan: los árabes son grandes consumidores de pan, con el que acompañan todas las comidas. Junto al clásico pan árabe, también hay una larga tradición de pan integral. Y entre las especialidades regionales destaca el markouk libanés, similar al pita griego
  • Laban: también llamado labneh, es un yogur espeso que se toma dulce como postre, o salado, acompañado de pan árabe, y sazonado con una pizca de sal, perejil y aceite de oliva. También se emplea en la preparación de salsas
  • Almendras: los frutos secos gozan de una gran popularidad en los países árabes. Y, de entre todos ellos, los más utilizados son las almendras, especialmente en la elaboración de postres. Los piñones y los pistachos son también habituales en los platos de la región
  • Verduras: dos de las verduras más representativas de la cocina árabe son el pepino y la berenjena. El pepino aporta su frescor a las ensaladas. Por otra parte, las berenjenas se preparan preferentemente al horno o acompañando a guisos
  • Dátiles: estos frutos son muy valorados por su sabor dulce y su alto valor nutritivo. Se toman solos e intervienen en la elaboración de platos salados, como acompañamiento o como relleno, y en dulces (tortas, rollos, pastelillos, etc.)
  • Cordero: la carne de cordero es la más apreciada de la gastronomía árabe. Imprescindible en las grandes celebraciones, también es habitual en la cocina diaria, ya sea frita, asada o en estofados. Otras carnes muy utilizadas son las aves, sobre todo pollo, pero también pichón y codorniz; la ternera o el cabrito
  • Aguas aromatizantes: el agua de rosas aromatiza guisos, postres y bebidas, además de ser un ingrediente habitual de los productos cosméticos. El agua de flores de naranja se utiliza principalmente para dar fragancia a los pasteles

Originally posted 2012-09-06 15:59:03.


Acerca de Mauricio Robales 294 Articles
Co-fundador de Red Estrategia

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*