Falafel, Croquetas Vegetales Típicas Árabes

Falafel - Comidas árabes
Falafel - Comidas árabes

Esta receta de falafel alcanza para 6 a 8 porciones. Recetas típicas árabes…

Estas típicas croquetas vegetales, elaboradas con legumbres, destacan por la combinación variada y equilibrada de especias árabes que se encuentran en la masa del falafel. De hecho, se cree que el nombre del plato deriva de falfala, que significa condimentar. La masa se moldea en forma de bolitas que se fríen.

Ingredientes

  • 500 gramos de garbanzos frescos
  • 3 cebollas grandes
  • 3 dientes de ajo
  • Media cucharadita de canela en polvo
  • Media cucharadita de comino en polvo
  • 10 o 12 ramitas de perejil
  • 10 o 12 ramitas de cilantro
  • Media cucharadita de pimentón rojo
  • Media cucharadita de bicarbonato (opcional)
  • 3 cucharadas de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de harina y cantidad extra para enharinar las croquetas
  • Sal
  • Agua
  • Aceite vegetal para freír

Preparación

  1. Disponer 500 gramos de garbanzos secos en un bol grande y cubrir con agua. Dejar reposar durante toda la noche. Al día siguiente, pasar a un colador para escurrir bien. Reservar
  2. Pelar 3 cebollas y cortarlas en trozos medianos. Reservar. Pelar también 3 dientes de ajo y reservarlos enteros
  3. Lavar y picar 10 o 12 ramitas de perejil y otras más de cilantro tan finamente como sea posible. Reservar
  4. Disponer la cebolla y los dientes de ajo en la picadora. Triturarlos hasta obtener una pasta sin grumos
  5. Agregar los garbanzos a la picadora y triturar hasta obtener una pasta que puede ser algo grumosa
  6. Pasar la masa a un bol grande. Debe quedar una masa de consistencia espesa y un poco harinosa
  7. Agregar el perejil y el cilantro picado a la masa de garbanzos y mezclar hasta integrar
  8. Sazonar con sal y pimienta, a gusto. Incorporar los otros condimentos: la canela en polvo, el comino en polvo y el pimentón rojo. Mezclar para distribuirlos sobre la masa
  9. Añadir también el bicarbonato, la levadura en polvo y las 2 cucharadas de harina
  10. Verter un chorrito de agua y revolver hasta conseguir una masa espesa pero manejable, apta para hacer croquetas. Si no es suficiente agregar un poco más
  11. Cubrir esta masa con papel film y dejar reposar durante una hora y media, para que tome consistencia y no se desmigue al moldearla
  12. Tomar pequeñas porciones de la masa y moldearlas en forma de bolitas del tamaño de un albaricoque. Luego disponer suficiente harina en una fuente llana y enharinar las croquetas
  13. Verter aceite vegetal en una sartén honda y dejar que se caliente. Introducir las croquetas por tandas para freírlas
  14. Si es necesario, darles vuelta para que se frían homogéneamente. Cuando tengan un color dorado, retirarlas de la sartén con una espumadera
  15. Por último escurrir sobre un papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Servir recién hechas en una fuente para que cada persona tome a su gusto

Tips

  • Cuando se procesan los garbanzos, la masa resultante puede ser grumosa y el falafel tendrá una consistencia más espesa. Pero no ocurre lo mismo con la pasta de cebolla y ajo, que debe quedar completamente fina y sin grumos, puesto que no resulta agradable encontrarse con trocitos de cebolla ni mucho menos de ajo mientras se comen estas croquetas

Acerca de Mauricio Robales 293 Articles
Co-fundador de Red Estrategia

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*