Tarta de Cerezas

Tarta de Cerezas

Recetas de Tortas y tartas dulces…

Ingredientes

  • 375 gramos, aproximadamente, de harina
  • 150 gramos de manteca
  • 300 gramos de azúcar
  • 1 kg de cerezas
  • 500 gramos de leche
  • 1 huevo y 4 yemas
  • Corteza de 1 limón
  • Un poco de vino blanco
  • Un poco de anís ó el licor que se prefiera
  • 1 chaucha de vainilla
  • Sal

Preparación

  1. Enmantecar y enharinar un molde para tartas de unos 24 cm de diámetro. Amasar en la tabla 300 gramos de harina, 150 gramos de azúcar, un poquito de sal, la manteca restante (ablandada y en trocitos), la corteza rallada de limón y un huevo
  2. Trabajar un poco la masa con las manos, hacer un bollo, envolver en papel manteca e introducir en la heladera
  3. Poner al fuego la leche, junto con la chaucha de vainilla
  4. En una cazuela trabajar enérgicamente las cuatro yemas, junto con 100 gramos de azúcar; cuando la pasta haya aumentado mucho de volumen y esté espumosa, añadir, alternándolas, la harina restante y la leche caliente, de la que se habrá quitado la chaucha de vainilla
  5. Poner la cazuela a fuego moderado; cuando la crema rompa a hervir, retirar inmediatamente del fuego, porque las cremas a base de huevo, al hervir se cuajan, poniéndose granulosas y, por tanto, no se pueden utilizar
  6. Una vez retirada la crema del fuego, añadir unas cucharaditas de licor, dejar enfriar y luego poner en la heladera, hasta que se haya cocido la masa. Remover la crema de vez en cuando, para evitar que se forme una costrita en la superficie
  7. Extender la masa de modo que forre completamente el borde, pinchar, cubrir con una hoja de papel manteca y rellenar el molde con porotos. Doblar los bordes de la masa hacia adentro y pellizcar alrededor
  8. Meter en el horno, a 185 °C durante 45 minutos. Una vez cocida, sacar, quitar el papel con los porotos, desmoldar sobre una tabla y dejar enfriar
  9. Luego poner la tarta en una fuente y rellenar con la crema preparada, emparejándola con espátula. Después, sobre la crema colocar la cerezas, previamente descarozadas, espolvoreadas con el azúcar restante y cocidas en una cazuela con un poco de vino blanco durante unos minutos

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*